Seguidores

18 de agosto de 2010

Motivos para sonreír.

Todo el mundo llora. Todos lo han hecho en algún momento y en muchos de su vida. Algunos lloran a solas y nunca delante de nadie, otros lo hacen casi siempre, y hay muchos que en vez de llorar prefieren enfrentar el problema, porque saben que llorar no arregla nada, aunque yo sé que antes de llegar a esa conclusión también lloraron. Cuando lloras las luces se ven borrosas, los ojos se clarean y el mundo parece estar tras una cortina de agua. Cuantas lágrimas hicieron carreras por tu cara y cuantas lo harán. Llorar no es malo, pero no puedes simplemente llorar sin hacer nada más. Haz como esos que solo lloran para hacer más fuerte el momento en el que ríen.
Sécate las lágrimas, mira, y busca motivos por los que sonreír.

No hay comentarios:

Publicar un comentario