Seguidores

9 de septiembre de 2010

Persigue tus sueños.

Persigue lo que quieres, pero cuando intentas algo y no lo consigues, desearías ni siquiera haber soñado con ello.
¿De qué sirve hablar si no hay nada que decir?

No hay comentarios:

Publicar un comentario